Buscar

Las sobras del cumpleaños

Las sobras del cumpleaños, la mañana siguiente en la que nos abandonamos por completo a disfrutar de los restos de torta en plena calma; los bordes de la asadera que raspamos para rescatar los últimos rastros del dulce de leche y los recuerdos de la noche anterior. Así es lo que escribimos, como un souvenir de la cabeza.

Hiperglicemia

Llego diabética a la madrugada. Vuelvo sola a reencontrarme con las mantas de la prehistoria de mi nacimiento. Mi madre era flaca pero lloraba todo el tiempo. Lamo y mastico un bajón ordinario que inútilmente simula la compañía fálica, vacía... Seguir leyendo →

Basta de domingos

Un decreto presidencial, cierto día, estableció la supresión de las últimas doce horas del día domingo. Considerando, en base a encuestas de opinión pública, que la depresión alcanzaba dimensiones disparatadas en las horas finales de la semana, la decisión procuraba... Seguir leyendo →

Despedida

Hoy me toca despedirte. Trato de entender, pensé durante horas qué fue lo que pasó. Me siento con tu ausencia y tengo el dolor más grande que sentí en mi vida. Me gustaría poder hablarte y decirte que no te... Seguir leyendo →

Soy la que lo encandiló

Ustedes dicen “pobre”. Dicen, “lo encandilaste”, “está enamorado”. Ustedes dicen, “si tanto te molesta, bloquealo”. Como si la única realidad fuese la virtual. Como si bloquear alguien de Facebook también significara eliminarlo de la existencia, como si no tuviera siempre... Seguir leyendo →

El asceta

El asceta, por Rockdrigo.

Con Eugenia qué hacemos

El ladrido de los perros, la chismosa sobre sus ruedas chirriantes, el humo que inundaba el -para variar- húmedo Montevideo. No era un sábado más. La Selección uruguaya de fútbol tenía una parada muy importante por la Copa del Mundo,... Seguir leyendo →

Guayabos

No fue porque la costumbre con su implacable inercia me arrastrara por sus veredas. No fue por los tonos grises, verdes,  fríos. No fue, porque fui y vine. Porque voy y vengo.   Y tardé semanas en entender por qué... Seguir leyendo →

La magia y la ilusión del fútbol: lo lindo de volver a creer

En un mundo dominado por la apatía y la posmodernidad, el fútbol y la selección nos hace volver a sentir. Por Manuel Serra.

Falacias perennes sobre la ley de caducidad

Los crímenes de lesa humanidad, los crímenes de guerra, el crimen de genocidio así como en general, las violaciones graves a la Constitución y los Derechos Humanos, son atrocidades que atentan no solo contra sus víctimas directas sino contra toda la Humanidad. No admiten justificación, razón por la cual nadie puede negar que se trata de crímenes imprescriptibles que SIEMPRE deben ser juzgados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: