El otro día Islandia perdió con Francia, la verdad es que todos hinchábamos por este cuadrito que seguro tenía más hinchas en la tribuna que en su propio país. Los uruguayos somos así, siempre nos gusta hinchar por los más débiles, especialmente si son vikingos y su población tiene la mitad de gente que el departamento de Canelones.

Vemos que en el futbol había más africanos que europeos en el partido, de todas maneras frente  a una potencia imperialista como Francia, siempre hay que preferir al rival.Sin embargo, si hilamos más fino los islandeses no es la isla del progresismo como nos quieren hacer ver. Si hay algo peor que un país imperial, son los países alcahuetes de los imperialistas, acá tenemos un ejemplo.

Islandia es país miembro de la organización que más desastres ha causado a nivel mundial, es miembro de la OTAN. En ese sentido,  ha apoyado las invasiones a Afganistán o Irak. País que además participa en todos los ámbitos de liberalización del comercio internacional que buscan atacar a los pueblos.

 

En resumen, para la próxima si queremos apoyar a un país lleno de vikingos,  hagamos que Zlatan tenga algún acompañante para enfrentar a las potencias imperialistas, recordando al viejo Olof Palme. En todo caso, apoyemos a Rusia honrando a Vladimir.