Tras la polémica con el caso Coffee Shop, las autoridades municipales de Montevideo decidieron lanzar una serie de propuestas, para lo que llamaron “mejorar la convivencia”.

“Si algo quedó claro con esto, es que la gente se anima a decir y hacer cualquier cosa. No lo vamos a tolerar”, dijo la secretaria de Desarrollo Social Fabiana Goyeneche en declaraciones a Periodismo Verdadero. “Por ejemplo, el Intendente, que nunca se equivoca, dijo que era una película de Robert De Niro, y la gente y la prensa (que ama desestabilizar la democracia) sigue repitiendo que es de Tarantino”. “Es indignante”, agregó.

Entre las medidas a tomar, destaca la creación de un Comité de Ética al Polvo. Esta comisión tendrá la potestad de decidir si una relación sexual puede ser llevada a cabo o no. Los interesados en mantener relaciones sexuales deberán, con al menos tres semanas de anticipación, escribir un documento, dando las razones, justificando el porqué, informando de las “posiciones” que ejecutarán, la presencia o no de “juegos previos o sexo oral”, y dando el lugar y la hora en la que proyectan realizar el acto. Además, se hizo especial hincapié en que se especifique la duración.

“Es importante saber el tiempo, así llevamos a la igualdad”, explicó Noah Coito, asesor del Intendente Martínez en la creación del Comité. “Imagínese que una mujer le cuente a otra, que su relación duró diez minutos más que la de ella, además de ser una gran desigualdad, puede herir su sensibilidad”.

Luego de leer los documentos, el Comité decidirá si la relación es apta para consumarse. El experto en regulación de relaciones sexuales también informó que solamente entre el 20 y 30 % de las peticiones serán aprobadas. “Seguimos la consigna ‘sexo mínimo’, tiene que ser tan mínimo que cuando te toca, lo disfrutes el triple”. Explicó que sacaron esta idea de la escuela filosófica epicurista, que se concentra en la maximización del placer.

En muchos casos, además, las peticiones serán rechazadas aunque cumplan los requisitos pedidos por la Intendencia, a modo de “no ofender a funcionarios que hace mucho que no mojan el bizcocho”. “Sería una crueldad”, agregó, y concluyó que “es preferible dejar a algunas parejas sin sexo, a herirle la sensibilidad a un funcionario”.

La normativa empezaría a regir a partir de finalizada la semana de Turismo, aunque las peticiones recién podrán comenzar a mandarse a partir de Julio. Por lo tanto, la ciudad de Montevideo deberá vivir unos meses en “régimen de sexo cero”. Desde la Intendencia no dudan que la nueva legislación será un éxito, ya que proyectan que ni bien se habiliten, llegarán muchas peticiones.

Ilustración: Bigmama