Los quise sincera,

los quise con mi facción enamoradiza, romántica insaciable.

Los quise con humildad.

 

Pero no me quisieron a mí.

 

Y me dolió que me lo hicieras saber,

cuando no te importó que no me mereciera tu destrato.

Destrato, no trato,

Intrato, tratoless,

Tratofree,

Vacío,

Espacioso,

Amplia quedó la distancia para este beso.

Este beso que me diste sincero,

Este beso que me diste con tu facción enamoradiza, romántico insaciable,

Este beso que me diste con humildad.

 

Sólo el beso,

sólo ese rato.

 

Me fui cerré la puerta me viste la espalda el pelo negro enredado la mirada de reojo la sonrisa cómplice y el beso al aire con esta mano que te tocó hasta el alma hace 30 minutos, y hace 3 meses, y hace 7 meses, y hace 8, y hace 1 año y hace aquellas, varias, como mil, no me acuerdo, veces.

 

Sólo ese rato.

 

Tu sinceridad duró demasiado poco.

Y me confunde tu desapego porque no te entiendo.

Cómo me quisiste hacer el amor, no me quisiste coger, quisiste ser el único, quisiste ser el primero, quisiste compartir, quisiste hacerme decirte todas tus fantasías las chanchas pero las románticas también y me dijiste algo

Algo

Que

No

Me

Puedo

Olvidar

Hermoso.

Y se lo conté a demasiada gente

Siempre cuento mis intimidades pero es que me siento así, las vivo a flor de piel y las cuento porque no te entiendo.

Si te hice algo, en qué momento te espanté, en qué momento supiste que conmigo no era, decime.

¿Dónde quedaste sincero?

¿Dónde quedó la humildad de tus ojitos encantados conmigo?

Yo los vi. Yo me la creí.

 

Cuando me miran con ternura, con el alma en pelotas. Aprendí mal.

 

Me los imaginé.

 

Porque ahora que me acuerdo yo no te miraba a vos. Lo miraba a él. Lo miré cómo me arrancó la piel de a nalgadas, cómo me aturdió los oídos con sus ganas, cómo me arrancó los pelos de siete tirones y cómo me confortó que me dijera soy un pajero. Cómo siempre quiso quererme, pero no puede quererme. No sabe quererme. Él no sabe mirarme a los ojos. Lo estaba mirando a él y me olvidé de decirte que te había puesto toda la expectativa de que fueras lo opuesto a él. Lo opuesto. Pero eran iguales. Porque yo soy la misma.

 

Y no llegué a tiempo para decírtelo. Porque procesarlo me llevó todo este año y todavía no entiendo. Por qué no les puedo decir que los quise sincera. Los quise con el corazón humilde, enamoradizo y los quise mal. Y me duele no poder avisarte que yo si te quise. Que te quedes tranquilo que fui buena. Si te diera algún gusto saber que fui con el horizonte ilimitado que fui a correr sin el muro famoso que se les ocurrió construir. Te lo diría. Si me dejaras, yo te lo diría.

 

Me creía totipotente,

Tontapotente,

Tonta.

No tuya,

No de nadie.

 

Y era tuya. Y era de él. Si me querías para quedarme yo me quedaba. Me quedaba a dormir.