El dibujo es de POLYESTER

Vení, acercate. A vos, sí, a vos te estoy hablando. Un poco más, no tengas miedo. Solo un poquito más. Ahí está, perfecto. ¿Me escuchás bien? ¿O tengo que hablar un poco más fuerte? Muy bien, me alegro que este volumen y tono de voz te resulten agradables. ¿Qué voz estás oyendo ahora? ¿Tu voz o la mía? A veces no me decido: si me instalo en tus oídos directamente o si me pongo en tus cuerdas vocales. Ahora que me oís bien, sea con mi voz o con la tuya (a veces no es que no me decida, me olvido de lo que hago) te voy a contar algo:

¿Has oído hablar alguna vez de los paralelismos psicofármacos? ¿No?

Bueno empiezo: se trata de un recurso literario para la vida. Atención, repito: un recurso literario para la vida, que puede aplicar cierta persona/personaje para romper con todas las formas de entendimiento, a través de una analogía a la cual le imprime una dosis muy elevada de paranoia. A continuación en el prospecto se indicarán unos ejemplos mucho más ilustrativos que esta breve explicación:

Prospecto:

1: —Che Paulita el otro día leí que en Brasil una gurisa tuvo octuples, ocho chiquilines ¿podés creer? Vos usa protección, mirá que quiero un bisnieto pero no ocho.

—Abuela, me estoy yendo a jugar al fútbol ¿Te parece que voy a salir con alguien con guantes y rodilleras? ¿Tas loca vos?

—M’hija vos serás golera pero después te vas a lo de tu novio a jugar a que te haga los goles.

—Pa, tas de viva abuela.

—Ocho, qué disparate, lo que hay que oír.

2: Pa el otro día vi un video de Feinmann ese periodista paloma que a todo el mundo le dice charutero, mis viejos están iguales se ponen la gorra así o peor, cuando caiga con la planta van a venir a joder.

—Che Bruno te corrí la planta para adentro porq/

—Pará bo, vos te bancaste la dictadura y ahora ¿venís a joderme con una planta que es mía? ¿Vas a pedirme la cédula eh? Arrancá de acá yuta, yo no me como ninguna.

—Te iba a decir que te corrí la planta para adentro porque le estaba dando el sol de lleno en el balcón y capaz le hacia algo.

En caso de consumo prolongado consulte al médico, no se automedique.