Voy a trazar la linea divisoria
de la euforia y del lamento
a escupir de mis entrañas
las piedras del rencor
del juicio imperecedero
dejando que sangre el odio
de mi esófago amedrentado
por el momento decisivo
del armagedón
voy a ir a la playa en la noche
y dejaré que el viento me vuele
el pelo y la remera
que la marea me suba
y me estrelle en el cielo
justo bajo la Cruz del Sur
casi en el horizonte
para estar más cerca
de donde nacen las olas
voy a dibujar las comisuras
de mi cerebro en la arena seca
para que no se distingan
de los pasos que han marcado
anónimos infinitos
distinguiré con precisión infalible
al fuerte del débil
al honesto del falso
hombre dios o diablo
extirparé los principios que me fundan
y los llevaré al paredón
para que se excusen sin sentido
pues los he condenado
sin siquiera juicio previo
voy a rezarle a la montaña
rogándole ser un águila
buscaré el núcleo de la tierra
para arrancar la raíz de la vergüenza
cortar el hilo rojo del inframundo
voy a ver mi vida pasar
por delante de mis ojos
sin estar muriendo
me doblaré en mil pliegues
para volver a desdoblarme
y que se escurra el plástico
que nos han dado como alimento
voy a desencadenarme
afilaré la espada de mis ansias
y liberaré al león.

Anuncios