Buscar

Las sobras del cumpleaños

Las sobras del cumpleaños, la mañana siguiente en la que nos abandonamos por completo a disfrutar de los restos de torta en plena calma; los bordes de la asadera que raspamos para rescatar los últimos rastros del dulce de leche y los recuerdos de la noche anterior. Así es lo que escribimos, como un souvenir de la cabeza.

Autor

eviesch

Hola, mucho gusto. Soy Evelyn. Soy profesora de inglés y estudio Traductorado Público de Inglés en la UdelaR. Me gusta el cine y la música. También me gusta leer. En mis escasos momentos de ocio siempre se libra una batalla épica entre un episodio de una de las muchísimas series que veo y un capítulo del libro que esté leyendo. Y casi siempre gana el primero. Me encantan los perros y los gatos. Creo prendas y accesorios en crochet para que todos puedan usar algo tan único como ellos mismos.

Solsticio

El crujido del lecho de hojas y alguna ramita que se quebraba la delataban, su paso firme por el claro resonaba en todos los rincones del bosque. La Dama de la noche iba descalza, el traslúcido vestido blanco ondeando en... Seguir leyendo →

Game of Thrones S06E10: un resumen desprolijo de lo que pasó.

Ayer domingo 26 junio se estrenó el último capítulo de la temporada seis de Game of Thrones y pasaron muchísimas cosas. Fue un alivio y un placer después de una temporada que en lo personal me pareció bastante insulsa (...)

El Seba sabe. O el día que el Seba empezaba a saber.

¡Pi pi pi pi! ¡Pi pi pi pi! ¡Pi pi pi pi! ¡Pi pi pi pi! Siete menos veinte. El Seba estiró el brazo desde abajo de las sábanas y tanteó la mesita de luz buscando el despertador. Después de varios intentos consiguió apagarlo. Agarró el celular y desactivó las tres alarmas que había programado, en caso de que alguna no sonara o el despertador se quedara sin pilas (...)

Nina y el destino inexorable de los paraguas rotos.

Montevideo. Otoño. Lunes. Seis de la tarde. Hora pico de un día lluvioso y gélido. “¡Caen pingüinos de punta!” se dijo un viejo malhumorado y luego cambió a los pingüinos por una parte de la anatomía masculina y se rio como un pendejo durante tres cuadras. Por 18 y Ejido venía Nina, requemada porque odia la lluvia y odia los lunes.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: