Buscar

Las sobras del cumpleaños

Las sobras del cumpleaños, la mañana siguiente en la que nos abandonamos por completo a disfrutar de los restos de torta en plena calma; los bordes de la asadera que raspamos para rescatar los últimos rastros del dulce de leche y los recuerdos de la noche anterior. Así es lo que escribimos, como un souvenir de la cabeza.

Categoría

Literatura

El asceta

      I   Tras terminar el último vaso de cerveza, sólo quedaban los rastros casi uniformes de la espuma y la marca de donde se habría apoyado su labio. «Un cigarro más y a lo nuestro», se repitió... Seguir leyendo →

Nómade

Quiero dejar de escribir mierda. - Ahí tenés tu primera frase. A lo que escribo le cuelga una etiqueta con tu nombre y apellido escrita por tu mamá cuando tenías 5, para que no lo pierdas. Me traiciona el eterno... Seguir leyendo →

“Amo a la heroína de un film que no vi”: la caída de la Montevideo bohemia

La nostalgia por un Montevideo de bares, cafés y bohemia que ya casi no existe. Por Manuel Serra.

“Escribo para pagar una deuda subjetiva”

“Ningún lugar”, el nuevo libro de Hoski, se presentará este viernes   Hoski es escritor, poeta, músico, performer y docente. Con la excusa de la publicación de su último libro, “Ningún lugar” (Estuario, 2017) –una colección de cuentos “que funcionan... Seguir leyendo →

La potencia de decir todo lo que me faltó decir

Los quise sincera, los quise con mi facción enamoradiza, romántica insaciable. Los quise con humildad.

Francisco

Francisco me llamaba todos los días, quería verme todos los días. Recuerdo una vez que tenía 16 llamadas perdidas de él en menos de una hora. Quería alejarme de toda esa locura.

Buenos Aires

No sé qué hago escribiendo esta carta, nadie la va a leer, mucho menos vos. De todas formas me siento, arranco una hoja y te escribo una prosa; porque siempre me hizo bien hablarte, porque hoy nuevamente no puedo dormir... Seguir leyendo →

Nostalgia

Nostalgia de una ciudad que ya no existe. De una Montevideo que no es, que es, tal vez, París alguna vez. Una ciudad en blanco y negro. Nostalgia de la decadencia, idealizada, romantizada. Nostalgia del humo inundando cada bar, humo... Seguir leyendo →

La cuerda

Tejí una cuerda con hilos y pelos, los que se me caen en cada baño. Con esa cuerda me até las muñecas. A gritos, descontroladas, me pedían que las desatara. Pero la cuerda se había metido en mi piel, los... Seguir leyendo →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: