Las luces me encandilaban. Estaba acostado en mi cama, pero realmente no lograba entender qué hacía allí, tampoco me importó mucho. Hacía rato que no me movía, el hormigueo era constante y de a momentos intentaba levantarme y moverme. Pero... Seguir leyendo →